miércoles, 5 de abril de 2017

HUEVOS NUMÉRICOS



En demasiadas ocasiones forzamos a los niños y niñas en la construcción de nuevos conocimientos, sin tener en cuenta su desarrollo evolutivo. Este es de vital importancia ya que si no lo tenemos en cuenta estaremos forzando a los pequeños a adquirir conceptos de forma mecánica lo cual nos conllevará a que estos no sean realmente entendidos por los pequeños.



En cuanto a la lógica matemática, comúnmente, nos encontramos con un pensamiento erróneo, ya que creemos que mientras más símbolos reconozcan más saben de matemáticas. En este ámbito lo primero que se debe trabajar es la comprensión del concepto, sus propiedades y relaciones, y como meta entender el símbolo. Por ello en un primer momento invitaremos a la observación y manipulación de objetos, de modo que comiencen a entender cantidades como poco-muchos, más-menos. Seguidamente comenzaremos a contar con los pequeños estos objetos, siempre tiendo en cuenta el nivel madurativos de los pequeños. De este modo comenzaremos a trabajar los números de 1 a 9 de forma individual, pasando de una cifra a la siguiente siempre y cuando la trabajada este bien adquirida.


Para trabajar todos estos conceptos el mejor material es aquel que sea significativo para los pequeños, por ejemplo fruta, juguetes, sillas… Con ello no sólo conseguiremos significatividad en los aprendizajes sino funcionalidad, ya que estos los pueden poner en práctica en cualquier momento de su vida diaria. Además podemos fabricar nuestro propio material. Este siempre debe ser atractivo para los pequeños y debemos tener en cuenta que sea un material resistente. Para confeccionar el mismo podemos pedir la ayuda de los niños y niñas, lo cual hará que les sea aún más atractivo. 


En clase hemos preparado un material muy motivador que podréis hacer fácilmente en casa. Necesitamos huevos de plástico (se pueden adquirir en las tiendas Tiger) y pompones. En  los huevos hemos escrito los números trabajados en clase y debajo hemos puesto puntos correspondientes con la cantidad de cada número. Los pequeños deben mirar estos números y meter dentro de cada huevo el número de pompones correspondientes.










Ha sido una actividad muy atractiva para ellos la cual podrán realizar todos los días ya que hemos dejado el material en clase para poder usarlo a la hora de los rincones. 








1 comentario: